ROOMS | Kevin Salcedo

 

Lugar: Convergencia Creativa | Un proyecto de: Piso Alto


Me interesa quienes somos, reflexiono sobre la identidad que está en juego cada día, la que formamos, compramos y además volcamos en la relación que tenemos con los objetos; estos nos representan, fragmentan, ocultan y algunas veces poéticamente son fiel reflejo de nosotros mismos, es así como la fotografía me ha permitido desde un ámbito cotidiano unas veces manipulado y otras no, indagar sobre esta identidad.

Los seres humanos hemos tenido una estrecha relación con los objetos, siempre han sido parte de nuestra historia, desde las cavernas con las piedras y los diferentes utensilios que nos ayudaron a facilitar ciertos aspectos de la vida y satisficieron diversas necesidades entorno a una evolución propia, e incidiendo tanto en nuestra forma de actuar y  de percibir el mundo.

Dicha evolución a través de los objetos ha tenido su propio ritmo y maneras de manifestarse mediante la postura del hombre, entonces desde hacer un cuchillo de piedra que nos permitió  conseguir el alimento para sobrevivir, hasta la elaboración de vestido con pieles de animales para cubrirnos, quizá nos llevó a tener cierto sentido de intimidad, de propiedad y aún más de individualidad con los objetos, ya que empezamos a establecer una fuerte relación con ellos al cargarlos de sentimientos y simbologías personales, para demostrar cierta jerarquía, afecto y sentido de propiedad.

Por otra parte, en la actualidad nuestros objetos ya no solamente suplen las necesidades básicas, sino aquellas que hemos ido creando por consumo; millones de ellos desarrollados  para “sentirnos mejor”, haciendo que nuestro paso por el mundo se vuelva más placentero y perfecto. Sin embargo, seguimos en esa tarea que parece no tener fin: crear objetos. Por ello, lo que busco con mis  fotografías es proponer un juego entre el cuerpo y los objetos de la habitación, como el cuerpo se relaciona, se oculta, y algunas veces se fragmenta, mimetizándose con ese microuniverso creado por cada persona.

Así, cada persona es única, al igual que su habitación, esta se convierte en su reflejo, que a la vez habita; Algunas son desordenadas y están completamente atiborradas, otras son austeras y ordenadas, aún así, me da la sensación de que nosotros a través de los objetos creamos y expresamos alguna emoción, otros son guardados ya que vienen de nuestros padres, abuelos o alguna persona especial en nuestra historia y lo más común hoy, lo compramos.

Es así, como la habitación se convierte en mi campo de acción para desarrollar una serie de pesquisas fotográficas, donde reveló el escondite del hombre mismo en relación a los objetos que con el pasar del tiempo ha adquirido y ha puesto dentro de un espacio que le pertenece o donde vuelca su propia identidad.

Kevin Salcedo. 2016

 


< ANTERIOR        –         SIGUIENTE >